viernes, 21 de febrero de 2014

Aprender a preparar desayunos

Hace tiempo estuve con una amiga que trabajó en un hotel de la costa, y me enseñó a preparar desayunos para un buffet hotelero. Es algo que ella aprendió en un curso específico para trabajar en hoteles, de estos que realiza regularmente la empresa hotel training, y que yo ni me imaginaba que tuviera tantas posibilidades la preparación de los desayunos, pero ¡vaya que si las tiene!

Y es que son muchas las personas que en una determinada franja horaria, acuden en tropel a la cafetería del hotel para desayunar algunas y otras para recoger algo parecido al desayuno y que se llevan para digamos desayunar o almorzar o ambas cosas, pero fuera del hotel. Y el hotel ha de dar ese servicio a todos los clientes que lo pidan, a la vez. También recibe el hotel clientes externos para tomar allí el desayuno, y unos a la carta y otros tipo buffet, unos con el desayuno incluído en el precio de la habitación, y otros no. En un rato, se sirvieron poco más de quinientos desayunos mientras yo alucinaba de lo bien estudiado y organizado que lo tenían todo.

A efectos de personal, tienen en los hoteles varios turnos para los camareros y así poder servir desayunos, almuerzos, meriendas, cenas y por las noches copas en la barra, así como un servicio de habitaciones para aquellos clientes que prefieren realizar las consumiciones en la propia habitación. ¡Increíble tanta organización!

Desde ese día conservo un recetario de preparación de desayunos, con varios cientos de variaciones para prácticamente durante un año desayunar cada día algo distinto y sin repetir.

En cuanto pueda, vuelvo a actualizar mis conocimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario