miércoles, 21 de mayo de 2014

Viajar desde los libros de viajes

Hay un grupo de viajeros altivos entre los que me cuento, que planificamos nuestros viajes desde la base de un libro de viajes que hayamos leído, o desde una aventura que se desarrolle en una determinada ubicación geográfica y nos haya gustado tanto como para que queramos revivirla por nosotros mismos en lugar que sea nuestra imaginación quien nos la haya hecho vivir desde las palabras del autor de ese libro.

La editorial Signo Editores tiene una colección de libros de viajes, y aprovechando que me la compré en una oferta que me hicieron donde me regalaron más o menos lo mismo que el banco cuando haces un depósito pero sin necesidad de hacerlo, y con la posibilidad de pagarlos en varios años sin intereses. Bueno pues esta colección de libros de viajes he decidido seguirla pero viviendo yo las mismas aventuras y en los mismos sitios que los protagonistas de los libros.

Evidentemente no me ocurren las mismas cosas por más que yo esté en esos tan atractivos y sugerentes lugares, pero por mi que no quede, que yo al menos lo intento. Eso sí, me estoy dejando mis buenos dineros en viajar por todo el mundo, por lo que debo encontrar un patrocinador urgente, o regresar a casa a seguir ahorrando como una hormiguita para continuar viviendo tantas aventuras por tantos mágicos lugares. Ahora entiendo al ínclito e ingenioso Alonso Quijano y su obsesión por los libros de caballería, por más que de siempre me gustara más que el su compañero y fiel escudero, el bonachón Sancho Panza.

Otra cosa que también puedo hacer es viajar con base en los libros también, pero por lugares más cercanos a Málaga para así poder pecnortar en casa y que no se disparen tanto los gastos de viaje y de alojamiento. Se producirán muchas menos aventuras y serán menos intensas ya que en mi casa salvo que canten los canarios, normalmente no ocurre nada destacables.

Inconvenientes de ser pobre y tener buen gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario