miércoles, 23 de abril de 2014

Ven que te cuente mi viaje

Temo cuando alguno de mis amigos queda conmigo para contarme su último viaje y mostrarme las fotos de los sitios donde ha estado o lo bonito que es ese sitio nuevo que ha descubierto, y que se empeña en que yo debo también visitar. Y no es que no me importen las cosas de mis amigos, sino que son tantos ya los viajes que me han contado, que casi prefiero que escriban un libro relatándolo y más adelante yo con tiempo y ganas lo leeré o no. Casi seguro que si que lo leo, pues yo soy de esas personas que lo leen todo. Leo hasta las esquelas.

Así se lo dije a mi amigo Jesús que acaba de volver de un viaje a Croacia, y ni conto ni perezoso el tío, ha conseguido publicar con Ediciones Albores un libro de edición limitada y una tirada reducida eso sí, con sus aventuras en Croacia, entre ellas cuando descubrieron la fanta de color azul, cosa que yo ya le anticipé hacía varios años pero el muy incrédulo no se lo creyó, atribuyéndolo sin duda al carácter bromista que me caracteriza cuando estoy con mis amigos. Tuvo que ir a Croacia, para darse cuenta que yo no soy un mentiroso, aunque reconozco que normalmente tengo o suelo tener más bien, una desbordante imaginación y cuento las cosas en tal forma que sean divertidas, independientemente de su veracidad o no.

No ha querido decirme cuanto le ha costado su aventura literaria, ni el número de ejemplares que ha pedido de su libro, pero valió la pena porque ya no va por ahí contando sus viajes, sino que directamente nos reúne a los amigos para hablarnos de su libro, libro que gustosamente nos regala y en justa reciprocidad nos hemos comprometido a leer.

Ahora lo malo, es que amenaza con hacernos preguntas sobre su libro, para así comprobar si lo hemos leído o no.

¡Nada, que no hay forma de escaparse!

No hay comentarios:

Publicar un comentario