martes, 11 de febrero de 2014

Como viajar mas barato



Todos los años nos pasa igual. Planeamos uno o varios viajes hasta el último detalle pero siempre y por los motivos más variopintos, nos cuesta el viaje mucho más de lo que teníamos pensado, y ante ese aumento en nuestras previsiones, sólo tenemos dos opciones: o prescindir de alguno de esos viajes, o tirar de tarjeta de crédito e irlo pagando poco a poco, cosa que beneficia únicamente al banco y a la entidad emisora de esa tarjeta, porque a nosotros el viaje nos sigue costando más cantidad, a la que además hemos de sumar los gatos financeros del préstamo personal que nos ha concedido la tarjeta.

Pero hay otra opción, y es la de disfruta más por menos, que consiste en una tarjeta (si, otra tarjeta), donde a cambio de una cuota, obtenemos un montón de descuentos en los establecimientos comerciales adheridos al sistema, que obviamente no son todos, pero como dicen en los chistes relativos a una determinada comunidad autónoma española, la pela es la pela, y si obtenemos la misma calidad de servicio pero a un precio inferior, pues bienvenido sea ese sistema.

Y el caso es que la idea es estupenda: unos comerciantes ofrecen una serie de descuentos exclusivos a los poseedores de esta tarjeta que podíamos llamarle de fidelización, y los clientes o poseedores de la tarjeta se benefician de esos descuentos. Ambos imagino, tanto clientes como proveedores, pagan una pequeña cantidad en concepto de gastos administrativos para que el sistema de descuentos funciones, y todos contentos. Los comerciantes porque obtienen unas ventas que de otra forma posiblemente no se hubieran producido, y los clientes porque adquieren el mismo producto o servicio, con la misma calidad y a un precio inferior.

¡Me gustan estas ideas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario