sábado, 11 de enero de 2014

Viajar en Ever After High

Tito, cuando juego con Ever After High es como cuando nos vamos de viaje, que nunca se sabe lo que va a pasar pero luego al volver nos lo pasamos muy bien recordando lo que ha ocurrido en el viaje. Eso me dijo mi sobrina hace poco sobre unas muñecas que tiene y que así se llaman: Ever After High. También tiene un montón de accesorios que por precio valen incluso más que las muñecas, pero compensa comprárselos porque así se pega un montón de horas de diversión desarrollando su imaginación. Tiene truco, y es que le sugerí que llevara los muñecos de un mundo a otro, para así interctuar en diferentes escenarios, idea que le encantó.

Pero como todo en esta vida también tiene sus inconvenientes, y es que ahora vayamos donde vayamos, hay que acarrear una maleta de viaje con varias muñecas, o el tablet con los Juegos Ever After High, cuya batería por suerte aguanta un día entero jugando y aprende mientras lo hace, pues hay juegos por ejemplo para colorear y he aprovechado para enseñarla a dibujar y colorear con los programas del tablet para retoque digital, así cuando sea mayor y lo necesite en su trabajo, ya será una experta en tratamiento de imágenes, pues lo aprendió de niña, jugando.

Desde luego que la empresa creadora de estas muñecas, ha conseguido hacer algo original, novedoso y educativo a la vez, estando tanto los niños como el resto de la familia, contentos con la compra, y convirtiéndonos en unos clientes fieles de la marca, pues cada vez que aparece una nueva muñeca (cosa que suele suceder con una cierta frecuencia), acudimos raudos a completar la colección.

Ahora queda que saquen juegos Ever After High también para las distintas asignaturas del programa educativo.

Que por pedir, que no quede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario