lunes, 29 de octubre de 2012

Viajes culturales y politicos

Las ultimas veces que fui nunca me encontraban el vuelo que necesitava y lo tenia que acabar comprando por Internet. ¿Para que sirven? ¿Para encolomarte un paquete vacacional de basura?  Lastima lo de los traslados de empleado y demás marrones, pero los sindicatos se han encontrado con que ya no pueden morder mas sin perder el hueso. Y los otros "intermediarios" están igual.

 Lástima por los que se irán al paro por culpa de su mala gestión.  Le dedico su retrato oh mi buen interlocutor :-D  Leer a Gramsci, Marx, Lenin y demás siempre estará bien por la cultura política que aportan y porque son ineludibles en cualquier debate político de nivel, aún cuando en casos comentaban hechos y en otros, pulsiones ideológicas en base a lo que veían injusto, pero el problema es intentar trasladar su palabra a la realidad.

Y en ese sentido, he de decir que el filtro ideológico funciona bastante mal. Mucho tendríamos que aprender los que amamos la política de lo que se observa en el método científico. Eso implica dejar de lado las intenciones y mirar más los hechos de lo que se practica, una base importantísima para evitar fracasos catastróficos (vivimos en un mundo real en donde se suceden hechos).

Hay muchas ideas preciosas para una sociedad mejor, pero en tanto que implica a numerosas personas, hay que aplicar dichas ideas a la realidad con mucho cuidado. Por ejemplo, sin una base en biología ni etología algunas ideologías nos podrían explotar en la cara, causando catástrofes. Lo que importa, finalmente, no es cuán sea buena esa idea (eso no quiere decir que el lado ético sea importante, que lo es y mucho), es ver cómo se puede aplicar a la realidad.

Si nuestras ideas no coinciden con la realidad, lo que hace falta es cambiar lo que pensamos y ver en qué hemos fallado para observar cuáles son los puntos a mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario